DECLARACION PUBLICA

A raíz del debate público y especulaciones generadas a partir de los cambios ocurridos en Codelco, la Federación de Trabajadores del Cobre ha estimado pertinente dar a conocer al país y sus instituciones más representativas, nuestra visión al respecto, así como nuestra mirada sobre los desafíos futuros de la principal empresa del Estado chileno.

Como es sabido, el directorio de Codelco decidió dar un cambio en la conducción de la empresa, removiendo al presidente ejecutivo Thomas Keller a partir de mañana viernes13 de junio de 2014.

La FTC considera esta decisión del máximo órgano de Administración de la empresa como plenamente acertada, ya que la evaluación global de la gestión de los dos últimos años, muestra un fuerte deterioro en el capital técnico y social de Codelco. Dicha afirmación se funda en las siguientes evidencias:

o Caída en la producción, que reflejan ineficiencias serias dificultades en la gestión de planificación, operaciones, mantenimiento y control de los activos de la empresa. Mas grave aún, reflejan una precaria gestión con las personas, debido a una falta de cuidado del conocimiento experto al interior de la organización.
o Aumento descontrolado del ítem de costo servicios de terceros, el cual ha incrementado su peso porcentual relativo en la estructura de costos de Codelco. Como contrapartida el ítem de remuneraciones disminuye su peso en dicha estructura. Asimismo, alertamos sobre la sostenibilidad y calidad de algunas decisiones que explican las reducciones de costos publicitadas en la reciente cuenta trimestral dada por el presidente ejecutivo saliente.
o Problemas serios en la gestión de los proyectos estructurales, los cuales no se encuentran en línea con las promesas realizadas. Imposición por parte de la línea ejecutiva superior de reformulaciones forzadas, carentes de fundamentos técnicos sólidos, que contradicen la misión de la empresa, que es administrar en forma responsable toda su capacidad de negocios mineros y relacionados, con el propósito de maximizar en el largo plazo su valor económico y su aporte al Estado.
o Falta de credibilidad e incapacidad para convencer a los representantes del dueño para autorizar el plan de inversiones y un financiamiento, consistente con los requerimientos de la empresa.
o Arrogancia y prepotencia, lo cual ha generado un deterioro en el capital social, dañando el clima laboral e introduciendo relaciones de desconfianza al interior de la empresa con sus audiencias principales (stakeholders) trabajadores y profesionales.
o Escasas habilidades blandas para ejercer un liderazgo transformacional con los trabajadores y no en contra de los trabajadores.
o Además, tal como se acordó en nuestro reciente Congreso Nacional, manifestamos nuestra preocupación por conflictos de interés y negocios relacionados, contrarios al interés de Codelco y a posturas y decisiones que violentan el principio de la independencia y objetividad de las mismas. Estamos evaluando sobre esta delicada materia nuestros cursos de acción.
o Finalmente, estas deficiencias en la gestión se constatan y corroboran en los resultados de la evaluación de los Convenios de Desempeño Corporativo de los años 2012 y 2013. De hecho, la nota para el año anterior es un 0,75 que es el reflejo de que no se cumplieron las metas en producción, costo unitario (C1) y excedentes.

Por lo tanto, nos resulta inaceptable, infundado e injusto que se niegue la evidencia y se pretenda eludir las responsabilidades propias, usando el camino fácil de culpar al otro, en este caso al movimiento sindical. Lo decimos claramente: los trabajadores no somos un obstáculo para cambios bien pensados y bien hechos. Por el contrario, sólo hemos demandado espacios de participación real para hacer nuestro aporte al desarrollo estratégico y a una mejor gestión, al tiempo que se respeten nuestros legítimos derechos.

En el pasado hicimos sacrificios para salvar esta empresa de la ofensiva privatizadora después de la crisis del Davilazo y pactamos flexibilidades de mutuo acuerdo, en un marco de respeto, confianza, cooperación recíproca y empatía entre las partes. En ese contexto, propusimos un proyecto estratégico sólido para Codelco y planteamos un triangulo virtuoso, para hacer posible mediante la gestión participativa, un equilibrio armonioso y real entre competitividad y productividad, empleabilidad y desarrollo laboral junto con calidad de vida en el trabajo. Cuidado de los activos, cuidado de las personas y cuidado de la convivencia. Los resultados y números duros de la Alianza Estratégica y Proyecto Común de Empresa, son la prueba irrefutable de que es un camino viable y positivo para el país y los trabajadores, mas allá de insuficiencias que siempre estaremos dispuestos a reconocer y superar.

II. El futuro de Codelco

En síntesis, tenemos la firme convicción que se ha abierto un tiempo de construir para el renacer y el reposicionamiento competitivo y cooperativo de la Corporación Nacional del Cobre, como una empresa 100% de todos los chilenos y chilenas. Tenemos esperanzas fundadas que se pueden revertir malas decisiones y enmendar el rumbo en la senda de decisiones coherentes con el interés general de la Empresa.

También tenemos la certeza que Codelco tiene un enorme potencial en sus personas y activos mineros-metalúrgicos e industriales, los cuales deben ser desplegados de manera responsable, ágil y eficazmente. Los trabajadores del cobre tenemos un alto sentido de pertenencia y compromiso con la principal empresa del país. En esta perspectiva valoramos la invitación e interés genuino del nuevo Presidente del Directorio de Codelco, Oscar Landerretche, en pos de trabajar en conjunto por el bien de la empresa. También compartimos con él que “vivimos un momento crítico en la ilustre historia de Codelco y que tenemos una “misión que tiene proporciones épicas”. Sólo agregamos que no tenemos tiempo que perder para poner manos a la obra.

En este sentido, no nos caben dudas que están dadas las condiciones para trabajar unidos de manera de hacer realidad la mirada grande y cumplir con éxito los grandes desafíos que tenemos por delante en el corto, mediano y largo plazo.

La FTC ha iniciado un proceso participativo con sus bases sindicales para elaborar su propia visión para los efectos de dialogar y concordar un gran pacto estratégico en beneficio del país, Codelco, los trabajadores y trabajadoras que representamos.

ONSEJO DIRECTIVO NACIONAL
FEDERACIÓN DE TRABAJADORES DEL COBRE

No Responses to “DECLARACION PUBLICA”

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.