CARTA ABIERTA

A LAS SEÑORAS SENADORAS Y SEÑORES SENADORES, A LAS SEÑORAS DIPUTADAS Y SEÑORES DIPUTADOS: ¡NO MAS LEY RESERVADA DEL COBRE!

Junto con saludarlas y saludarlos cordialmente, nos dirigimos a ustedes por mandato del 67º Congreso Nacional de la Federación de Trabajadores del Cobre, realizado en La Serena los días 19, 20 y 21 de abril de 2016, a objeto de comunicarles que por la unanimidad de sus integrantes se acordó concurrir el 11 de julio, al Congreso Nacional de Chile para exigir fundadamente la derogación de la Ley Reservada del Cobre.

Esta concurrencia de todas y todos los dirigentes sindicales nacionales y de base, que representamos a cerca de 14.500 trabajadoras y trabajadores pertenecientes a las ocho Divisiones y Casa Matriz de Codelco, hoy 11 de julio, declarado oficialmente como el Día de la Dignidad Nacional, en conmemoración a la Nacionalización del Cobre, se fundamenta en el imperativo ético de defender con firmeza y claridad este acto soberano aprobado unánimemente hace 45 años por el Congreso Pleno, y que dio origen a la Corporación Nacional del Cobre de Chile.

En efecto, Codelco hoy está fuertemente amenazado y vive una crisis integral, la más profunda de su ilustre historia. Esta crisis no solo se explica por la fuerte caída de los precios del cobre, un 32% en dos años, pasando de 311,3 centavos de dólar por libra (c/lb) promedio en 2014 a 211,9 c/lb en el primer trimestre de este año.

Esta crisis se explica, en gran medida, porque el Estado de Chile ha sido un mal dueño de su principal fuente individual de generación de ingresos al aplicar una muy baja capitalización. Como se ha dicho en el lenguaje coloquial y resaltado por distintos parlamentarios, Codelco ha sido sometido a una política de vaca lechera, lo cual se refleja en la escasísima reinversión de sus utilidades. Las cifras son elocuentes: mientras el promedio de las principales empresa de la industria cuprífera reinvirtió en los últimos 10 años un 38,5% de sus utilidades, Codelco sólo reinvirtió un magro 9,8 de sus utilidades netas.

Al no disponer recursos frescos provenientes de la retención de sus utilidades o de capitalizaciones relevantes del dueño, Codelco se ha visto en la obligación de endeudarse para pagar sus inversiones urgentes y sus proyectos estructurales. De este modo, pasó de una deuda el 2004 de casi US$ 4.000 millones a una de US$ 14.000 millones el 2016. Mientras los competidores de la industria disminuyeron sus pasivos reestructurando su deuda, Codelco ha tenido una trayectoria de un deterioro progresivo de sus ratios y riesgos financieros.

Este restrictivo escenario hay que tomárselo muy en serio, ya que las perspectivas futuras 2016-2025 para Codelco, en el marco de su plan de negocios y desarrollo (PND) no se ven nada de buenas. En concreto, la generación de caja pasa a ser negativa y por lo tanto no habrá ganancias distribuibles después de aplicarse los impuestos y la ley reservada. A su vez, la razón deuda/EBITDA se empeorará amenazando la calidad crediticia y por ende, aumentando los costos financieros de la Corporación.

Como ha quedado de manifiesto, la baja capitalización explica el alto endeudamiento de Codelco. Son dos caras de la misma moneda. De hecho si Codelco le hubiesen autorizado una retención de utilidades para financiar su plan de inversiones cercana al del promedio de otras empresas de la industria, su deuda financiera a fines del 2015 habría sido de cero.

Estos tres puntos mencionados, que son de un alto impacto en la creación de valor de la empresa, en gran medida, no dependen de la gestión al interior de la Empresa. Estos pasan por el mercado internacional del cobre que no controlamos y por decisiones del dueño, expresados en el Gobierno y el Congreso Nacional.

La Federación de Trabajadores del Cobre ha sido visionaria al alertar que la institucionalidad de Codelco era y es, una verdadera camisa de fuerza que obstaculiza el desarrollo estratégico de la empresa.

En nuestra Propuesta Nacional para el Futuro del Cobre Chileno aprobada en marzo de 1994, cuando arreciaban las propuestas privatizadoras después de las graves irregularidades por las pérdidas generadas en los mercados de futuro especulativos, conocidos como el Davilazo, sostuvimos que el verdadero dilema de Codelco no gira en torno a temas de propiedad, sino que nace de la ausencia de un modelo de desarrollo estratégico y de una gestión empresarial de excelencia; y que se le permita resolver las dificultades, restricciones y discriminaciones presupuestarias, tributarias e institucionales que asfixian su desarrollo.

En este texto planteamos que Codelco debe tener una estructura de retiros y una carga tributaria que no discriminen su política e incentivos de inversión con respecto a los de la empresa privada. De partida planteamos eliminar la ley reservada que grava sus ventas de cobre y subproductos en un 10% a favor de las FF.AA. Asimismo, sostuvimos que debía derogarse el impuesto adicional del 40% que grava sus rentas, tributo que ya no se aplicaba a las empresas privadas.
Planteamos que se estableciera un programa pactado de retiro de utilidades que permitiera una reinversión, en función de un programa plurianual incrementado de las inversiones de la Corporación.

Derechamente sostuvimos y sostenemos que Codelco debería dejar de ser un mero instrumento de la política macroeconómica del país y una variable de ajuste para lograr metas cortoplacistas. Sostuvimos y sostenemos que Codelco debe ser tratada como lo que es: una Empresa cuya misión es desplegar en forma responsable, innovadora y con excelencia, toda su capacidad de negocios mineros y relacionados en Chile y en el mundo, con el propósito de maximizar en el largo plazo su valor económico y su aporte al país.

En el marco del debate legislativo de la ley de capitalización de Codelco, aprobada en octubre de 2014, dimos a conocer en las Comisiones de Hacienda de la Cámara de Diputados y en el Senado, los cuantiosos aportes que Codelco hacía al Fisco por concepto de la ley reservada del cobre (13.196), que entre el 2006 y el 2015 alcanzaron la cifra de US$ 12.164 millones en moneda de 2015, lo que representa un promedio anual superior a los US$ 1.216 millones. En el primer trimestre de los aportes de Codelco al Fisco, un 95% de éstos fueron a las FF.AA por este ítem.

Por el contrario, la capitalización efectiva en Codelco durante el periodo 2005- 2015 fue de US$ 4.493 millones. Conocedores de esta realidad y del comportamiento histórico de los Ministros de Hacienda en todos los gobiernos, planteamos que había que asegurar un piso en la ley de capitalización, ya que la ley se planteó bajo la denominación de hasta US$ 4.000 millones. El Subsecretario de Hacienda que reemplazaba al Ministro por encontrarse fuera del país, interpelado por los senadores dijo que no era necesario porque estaba empeñada la palabra de la Presidenta.

Simplemente esperamos que esta palabra se cumpla y el aporte de US$ 4 mil millones a la empresa durante el periodo 2014-2018, se lleve a la práctica, ya que estos recursos son fundamentales para impulsar un plan de inversiones en proyectos mineros, sustentabilidad, desarrollo de minas, exploraciones y renovación de equipos y plantas industriales. Por ello reconocimos y valoramos el esfuerzo histórico realizado por el Gobierno de la Presidenta Bachelet para dar un nuevo impulso a Codelco, en pos de afianzar su liderazgo mundial en producción de cobre, para fortalecer su crecimiento, productividad y eficiencia”.

Por otra parte, la ley reservada del cobre representa un anacronismo en un Estado democrático de derecho. Los recientes acontecimientos del escándalo conocido como “milicogate” han dejado al descubierto la falta de controles y fiscalización que garanticen el buen uso de recursos públicos que son de todos los chilenos. Por ello, aunque tardíamente, valoramos que en la semana recién pasada se haya aprobado con una muy alta mayoría en la Cámara de Diputados, el proyecto que exige la publicación en el Diario Oficial de la Ley 13.196 Reservada del Cobre.

En este sentido, las necesidades de mayor transparencia política hacen necesario e impostergable derogar esta normativa, asumiendo la conveniencia de separar criterios de un buen manejo fiscal con los que son propios de una administración moderna de una empresa.

Es evidente que el esquema impuesto por esta ley afecta la imagen de Codelco como una empresa 100% del Estado, al asociarla a un mecanismo de financiamiento militar que no es compartido por vastos sectores nacionales y que no es comprendido por la comunidad internacional. Esta situación es además para Codelco, un obstáculo real para aprovechar oportunidades fuera de Chile, afectando también a los inversionistas en bonos de Codelco.

Cabe indicar que la ley reservada es utilizada por diversas organizaciones que cuestionan el aporte que hacen los recursos naturales al desarrollo de Chile, siendo considerada incluso como un ejemplo de los “males” de la riqueza obtenida de actividades de explotación de recursos naturales. Diversas ONG cuestionan la legitimidad de la explotación del cobre en Chile debido a que financia armamentos en lugar de gastos sociales, llegando incluso a mencionarse como ejemplo de malas prácticas en conferencias internacionales como la Extractive Industries Transparency Initiative (EITI).

Por todos los antecedentes y considerandos expuestos precedentemente, venimos en solicitar al Congreso Nacional de la República de Chile que se genere un Acuerdo Nacional de carácter transversal en la Cámara de Diputados y el Senado, al igual como ocurrió con la ley Nº 17.450 que permitió hace 45 años, la Nacionalización de la Gran Minería del Cobre, y recientemente el que se declarara el 11 de julio como día de la Dignidad Nacional, para los siguientes efectos:

1. Solicitar a S.E. la Presidenta de la República, Sra. Michelle Bachelet Jeria, tenga a bien implementar la acciones necesarias con el fin de retomar la tramitación del proyecto de ley que fuese aprobado por la Cámara de Diputados el 12 de noviembre de 2012, y cuya aprobación conlleva la derogación de la ley reservada del cobre, a través de una indicación substitutiva o poniéndole urgencia a dicho proyecto que se encuentra en su tramitación en el Senado en su segundo trámite constitucional.

2. Solicitar a S.E. la Presidenta de la República que adopte las medidas necesarias a fin de permitir en el corto plazo, la inversión de los fondos excedentes de la Ley Reservada del Cobre en la empresa Codelco Chile. Estos recursos que se estiman en una cifra superior a los US$ 5.000 millones y que forman parte del Fondo de Contingencia Estratégica, son administrados y gestionados por el Ministerio de Hacienda. Esta iniciativa ha sido presentada y fundamentada por el presidente del Directorio de Codelco, Sr. Oscar Landerretche, teniendo una buena acogida por parte del Ministro de Hacienda, Sr. Rodrigo Valdés.

3. Presentar una moción parlamentaria que modifique la Constitución Política en su artículo 67, permitiendo que la ley de presupuestos tenga un carácter plurianual en materia de defensa nacional. Ello partiendo de la base que existe un consenso transversal en cuanto a la necesidad reemplazar el actual mecanismo de financiamiento de las Fuerzas Armadas previsto en la Ley 13.196, por otro que establezca un presupuesto plurianual y un Fondo de Contingencia Estratégica.

Finalmente, queremos reiterar que el futuro de Codelco Chile está fuertemente amenazado y vive una grave crisis. En concreto, si no se llevan adelante los proyectos estructurales, de desarrollo y de sustentabilidad, la empresa transitará en los próximos años a un declive importante en su producción de cobre refinado. Por tal razón, nos oponemos a la lógica impuesta de recortar la imprescindible cartera de proyectos de inversión de la empresa. Sin embargo, esta crisis y problemática tienen solución, algunas como las propuestas planteadas en esta Carta Abierta son una parte fundamental de dicha solución y éstas pasan por la voluntad política y los acuerdos que ustedes, como legisladores, puedan alcanzar, así como por la propia voluntad política del Gobierno.

Otras iniciativas y mejores resultados dependen de la calidad en la gestión de los proyectos inversionales, en la gestión de costos operación/mantención, en la gestión de terceros, en la sustentabilidad del negocio, en la gestión y el desarrollo integral de las personas, y en la eficiencia y en la productividad al interior de la empresa de todos sus estamentos.

Como siempre, los trabajadores y trabajadoras del cobre, la FTC y sus Sindicatos Base, estamos comprometidos con alcanzar estas metas estratégicas, a través de un modelo de relaciones laborales participativo, que asegure por un lado, la empleabilidad de nuestros representados; y por otro, la competitividad de Codelco como una empresa 100% del Estado, líder mundial en la producción de cobre catódico y motor del desarrollo sostenible del país.
Muchas Gracias.

Atentamente,

CONSEJO DIRECTIVO NACIONAL FEDERACION DE TRABAJADORES DEL COBRE
DIRECTIVAS SINDICATOS BASE DIVISIONES CHUQUICAMATA, RADOMIRO TOMIC, GABRIELA MISTRAL, MINISTRO HALES, EL SALVADOR, VENTANAS, ANDINA, EL TENIENTE Y CASA MATRIZ DE CODELCO CHILE

Santiago, 11 de julio de 2016

No Responses to “CARTA ABIERTA”

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.